martes, 26 de febrero de 2013

Lógica de la protesta para dummies

A la burocracia no le importa un problema que los afectados manifiesten por el conducto regular.

Los afectados protestan.

Al ministro de trabajo le empieza a importar cuando la protesta aparece en los medios.

Al presidente no le importa, aunque se metan los medios.

Las personas del común se movilizan.

El ministro del asunto específico (salud, vivienda o agricultura) niega que se haya seguido el conducto regular y  utiliza el método "pañitos de agua tibia"

A los antimotínes les gusta darle candela al pueblo.

Llegan gobierno y afectados a un acuerdo "temporal",(mientras se sigue dialogando con tecnicismos en espera de una solución real) que en realidad no acaba con el problema.

Los medios dejan de denunciar el problema y el ciudadano común lo da por resuelto.

El gobierno se sale con la suya.






No hay comentarios:

Publicar un comentario