jueves, 27 de octubre de 2011

La sangre del cordero (Fragmento)

"Creo que el hombre debe aprender a vivir sin esos consuelos llamados religiosos, que su propia inteligencia le habrá dicho ya que pertenecen a la infancia de la humanidad. Tampoco la filosofía puede darnos, en realidad, una fe permanente, pues es demasiado rica en respuestas, cada una de las cuales anula las demás. La búsqueda de un Significado está condenada de antemano al fracaso. La vida humana no "significa" nada. Pero ello no quiere decir que no valga la pena de ser vivida. ¿Que puede significar un arabesco de Debussy, un arco iris o una rosa? El hombre se deleita en estas cosas, sabiendo que él mismo no es sino un jirón de música, una niebla se sueños, que se deshace contra el sol. El hombre no tiene más que sus dos pies para sostenerse, su propia trinidad humana para conocerse: la Razón, el Valor y la Gracia. Y la primera, más el segundo, hacen la tercera"
"El futuro era un acontecimiento, pero no del pasado, sino del presente"

"Saqué la torta de la caja y la sostuve un momento balanceándola en la palma de la mano. Turbadas por el movimiento, las aves salieron de su refugio, y se alejaron volando. Mi brazo fue hacia atrás y con toda la fuerza que fui capaz, , lancé la torta. La razón antes de estallar, o el corazón antes de romperse, se ajustan como un reloj en el momento de dar la hora. También puede decirse que uno se recoge en sí mismo antes de desintegrase. La partículas desintegradas del yo se unen para el momento del estallido, como los fragmentos de una granada antes de explotar.
Fue casi milagroso que la torta diera en el blanco a esa altura y desde la acera, pues cayó exactamente debajo de la corona de espinas; entonces me pareció ver a través de mis ojos ardoroso que las manos se liberaban de los clavos y se movían muy despacio hacia la cara embadurnada. Lentamente, con infinita paciencia, quitaron de los ojos el merengue y lo lanzaron hacia abajo. Lo vi caer en la escalinata. Después limpiaron las mejillas con el mismo ritual solemne y apacible , con toda la bondadosa templanza de Uno, cuya voz podía oírse diciendo "Dejad que los niños vengan a mí... porque de ellos es el reino de los cielos" "
Peter De Vries, la sangre del cordero, fragmento

5 comentarios:

  1. Existe este libro en Español??? Necesito saberlo porque no lo encuentro por ninguna parte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, existe. Pero lo tengo físico. Disculpa la tardía respuesta.

      Eliminar
    2. Si existe yo lo leí en español. Más bien cuánto quisiera volver a encontrarlo lo perdí.

      Eliminar
    3. Si existe yo lo leí en español. Más bien cuánto quisiera volver a encontrarlo lo perdí.

      Eliminar
  2. Excelente texto quisiera poder volver a leer el libro alguien q pueda ayudara conseguir el PDF.

    ResponderEliminar