viernes, 7 de octubre de 2011

Yo hoy no tengo pereza


Hoy quiero que me presten atención un momento, que les hablare con la poca sensatez que me queda.

He pensado mucho, y descubrí que el mundo esta lleno de mentiras, y aunque tal vez ustedes ya lo sabían, quiero que nos detengamos y pensemos mas afondo, que si todo es mentira, que si todo es manipulación y engaño, en el referente humano, ¡donde hay verdad!

No en la religión, no en la política, no en la filosofía, no en el poder, no en la sociedad, no en la ética, no en la ciencia, no en los fanatismos. Nada es muy sincero, quiero decir las cosas tienen cierta dosis de verdad, pero no la suficiente para decir que son totalmente verdaderas. Entonces me di a la tarea de buscar en el hombre, tal vez la hallaría. Pero el hombre moderno que encuentro en la ciudad, miente a los otros y a si mismo. Que gran problema, no veo verdad en el mundo, tal vez si miro por la ventana la vea… ya vengo.

La encontré, encontré verdad en mi mundo, no se si tal ves esto sea verdad en su mundo, pero en el mió lo es.

Una ráfaga de viento me dio en la cara, ella siempre esta ahí, y no puede mentirme. Las plantas de mi edificio tampoco, solo piden un poco de agua, las estrellas inmutables solo piden ser apreciadas, y su sinceridad es inmensa.

La noche, la que hay hoy, la que hay siempre no pude mentir, no puede decir que es día. Es curioso que la haya encontrado en donde nunca pensé encontrarla, en el viento, en el roció, en las plantas.

Esas cosas no nos mienten, y se ven más felices que muchos hombres.

Y las amo más que a otras cosas por que son sinceras.

Aprecio la sinceridad por que nos libra de las cargas de este mundo, lleno de mentiras.

Y odio el estilo de vida de este mundo.

Y por eso hoy no tengo pereza, ni miedo de que critiquen lo que escribo.

Por que considero que dice la verdad.

Por que me sale del alma.

Por que encontré verdad en mí.

Por que tengo convicción en lo que digo.

Por que quiero que ustedes sean más sinceros.

No con los demás, con ustedes mismos.

ANALIZATE.

Si los otros te mienten, se tu sincero, combate con las armas adecuadas.

Ya verán que la verdad esta en uno, por que es la verdad propia.

Mi verdad.

Su verdad.

Y para revelarse es necesario que aprecies lo que tienes.

Que no te engañes.

Mira una planta.

Mira el cielo.

Mira el agua.

Mira las estrellas.

Siente, siente la brisa.

Acuéstate en el pasto y mira las nubes.

Alejémonos de la sociedad.

Que es la mentira más repugnante.

Que destruye

Que acaba con nuestra vida.

Vamos a la jungla.

Y allí no necesitaremos de nada material.

Y allí seremos felices

Y ahí tendremos verdad

Donde se pueda volver al inicio.

Donde seamos uno con el mundo.


Escrito por Caritolunamorena el 20 de mayo de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario