jueves, 27 de octubre de 2011

La sangre del cordero (Fragmento)

"Creo que el hombre debe aprender a vivir sin esos consuelos llamados religiosos, que su propia inteligencia le habrá dicho ya que pertenecen a la infancia de la humanidad. Tampoco la filosofía puede darnos, en realidad, una fe permanente, pues es demasiado rica en respuestas, cada una de las cuales anula las demás. La búsqueda de un Significado está condenada de antemano al fracaso. La vida humana no "significa" nada. Pero ello no quiere decir que no valga la pena de ser vivida. ¿Que puede significar un arabesco de Debussy, un arco iris o una rosa? El hombre se deleita en estas cosas, sabiendo que él mismo no es sino un jirón de música, una niebla se sueños, que se deshace contra el sol. El hombre no tiene más que sus dos pies para sostenerse, su propia trinidad humana para conocerse: la Razón, el Valor y la Gracia. Y la primera, más el segundo, hacen la tercera"
"El futuro era un acontecimiento, pero no del pasado, sino del presente"

"Saqué la torta de la caja y la sostuve un momento balanceándola en la palma de la mano. Turbadas por el movimiento, las aves salieron de su refugio, y se alejaron volando. Mi brazo fue hacia atrás y con toda la fuerza que fui capaz, , lancé la torta. La razón antes de estallar, o el corazón antes de romperse, se ajustan como un reloj en el momento de dar la hora. También puede decirse que uno se recoge en sí mismo antes de desintegrase. La partículas desintegradas del yo se unen para el momento del estallido, como los fragmentos de una granada antes de explotar.
Fue casi milagroso que la torta diera en el blanco a esa altura y desde la acera, pues cayó exactamente debajo de la corona de espinas; entonces me pareció ver a través de mis ojos ardoroso que las manos se liberaban de los clavos y se movían muy despacio hacia la cara embadurnada. Lentamente, con infinita paciencia, quitaron de los ojos el merengue y lo lanzaron hacia abajo. Lo vi caer en la escalinata. Después limpiaron las mejillas con el mismo ritual solemne y apacible , con toda la bondadosa templanza de Uno, cuya voz podía oírse diciendo "Dejad que los niños vengan a mí... porque de ellos es el reino de los cielos" "
Peter De Vries, la sangre del cordero, fragmento

viernes, 7 de octubre de 2011

Fragmento de Caracol beach

Fragmento extraído del libro Caracol Beach, escrito por Eliseo Alberto


“(…) les enseñaron que la única forma de enfrentar con relativa fortuna esta vida rodeada de tigres y moscardones es inventándonos un amor a cualquier precio ¿ven? Una cabrona compañía, un cómplice imperfecto, una alianza, un amarre, una brujería, lo que sea, no lo piensen mucho nada garantiza la felicidad o la justicia, nada ni nadie, no lo olviden, todo parece insuficiente ante la suerte, y lo que queda es defender ese amor con las uñas, a patadas, aunque resulte una mentira del tamaño de la luna. Total.”

Yo hoy no tengo pereza


Hoy quiero que me presten atención un momento, que les hablare con la poca sensatez que me queda.

He pensado mucho, y descubrí que el mundo esta lleno de mentiras, y aunque tal vez ustedes ya lo sabían, quiero que nos detengamos y pensemos mas afondo, que si todo es mentira, que si todo es manipulación y engaño, en el referente humano, ¡donde hay verdad!

No en la religión, no en la política, no en la filosofía, no en el poder, no en la sociedad, no en la ética, no en la ciencia, no en los fanatismos. Nada es muy sincero, quiero decir las cosas tienen cierta dosis de verdad, pero no la suficiente para decir que son totalmente verdaderas. Entonces me di a la tarea de buscar en el hombre, tal vez la hallaría. Pero el hombre moderno que encuentro en la ciudad, miente a los otros y a si mismo. Que gran problema, no veo verdad en el mundo, tal vez si miro por la ventana la vea… ya vengo.

La encontré, encontré verdad en mi mundo, no se si tal ves esto sea verdad en su mundo, pero en el mió lo es.

Una ráfaga de viento me dio en la cara, ella siempre esta ahí, y no puede mentirme. Las plantas de mi edificio tampoco, solo piden un poco de agua, las estrellas inmutables solo piden ser apreciadas, y su sinceridad es inmensa.

La noche, la que hay hoy, la que hay siempre no pude mentir, no puede decir que es día. Es curioso que la haya encontrado en donde nunca pensé encontrarla, en el viento, en el roció, en las plantas.

Esas cosas no nos mienten, y se ven más felices que muchos hombres.

Y las amo más que a otras cosas por que son sinceras.

Aprecio la sinceridad por que nos libra de las cargas de este mundo, lleno de mentiras.

Y odio el estilo de vida de este mundo.

Y por eso hoy no tengo pereza, ni miedo de que critiquen lo que escribo.

Por que considero que dice la verdad.

Por que me sale del alma.

Por que encontré verdad en mí.

Por que tengo convicción en lo que digo.

Por que quiero que ustedes sean más sinceros.

No con los demás, con ustedes mismos.

ANALIZATE.

Si los otros te mienten, se tu sincero, combate con las armas adecuadas.

Ya verán que la verdad esta en uno, por que es la verdad propia.

Mi verdad.

Su verdad.

Y para revelarse es necesario que aprecies lo que tienes.

Que no te engañes.

Mira una planta.

Mira el cielo.

Mira el agua.

Mira las estrellas.

Siente, siente la brisa.

Acuéstate en el pasto y mira las nubes.

Alejémonos de la sociedad.

Que es la mentira más repugnante.

Que destruye

Que acaba con nuestra vida.

Vamos a la jungla.

Y allí no necesitaremos de nada material.

Y allí seremos felices

Y ahí tendremos verdad

Donde se pueda volver al inicio.

Donde seamos uno con el mundo.


Escrito por Caritolunamorena el 20 de mayo de 2009