martes, 22 de septiembre de 2009

Fin ( de alarico gomez)

Hay un hombre sentado en una silla.

Sin hacer nada. Sin pensar en nada.

Su frente es una casa inhabitada

y su tiempo es doliente manecila.


Mas hay una mujer que se arrodilla

Y un pais que lo hiere con su espada.

Y el hombre que no piensa ni hace nada

Apenas si se mueve de su silla.


Esto le va como pedrada al ojo

de boticario, porque el viento es cojo,

torper la llave y pobre la semilla.


Pero bien se merce la estocada,

Ya que no piensa nunca ni hace nada

Más que estarse en el fondo de una silla.

1 comentario: